¿Sabías que la vainilla es un fruto que nace de la orquídea y que sólo crece en climas cálidos? Este fruto es un excelente aromatizante y su sabor es de los más aceptados en postres y repostería después del chocolate.

El postre cremoso de vainilla KOT o natillas, lo podemos denominar como prefiramos, contienen un 85% menos de glúcidos que unas natillas tradicionales y 14,6g de proteína de alta calidad. Además, sólo aportan 83 calorías por sobre.

postre vainilla

Su preparación es muy sencilla, se miden 120 ml de agua fría y se mezcla con el contenido del sobre.  A continuación hay que batir enérgicamente hasta obtener una mezcla homogénea, podemos utilizar una batidora si fuera necesario. A continuación hay que dejar reposar la preparación 1 ó 2 minutos a temperatura ambiente o en la nevera antes de degustarlo.

Podemos emplear esta crema de muchas maneras, por ejemplo, mezclándola con la crema de chocolate para elaborar una copa cremosa de dos sabores, o bien preparar un batido de frutas con un kiwi y media naranja, o incluso una macedonia, cortando las frutas que prefiramos en trozos pequeños y añadiendo la crema de vainilla por encima junto con un poco de canela.

Seguro que a todos se nos hace la boca agua si nos imaginamos un trozo de Brownie Kot nadando en un mar de vainilla; puede ser un postre excelente para una celebración especial. Los amantes de la vainilla no tienen excusa para no permitirse un capricho de vez en cuando.