Los beneficios de practicar ejercicio físico al aire libre son diversos, no sólo es más agradable sino que puede ayudar a aumentar nuestra autoestima y controlar mejor nuestra presión arterial, según un reciente estudio publicado recientemente la revista Journal of Environmental Research and Public Health.

Cualquier actividad es saludable y quema calorías, por ejemplo, si salimos a correr unos 20 minutos quemamos unas 269 calorías, si paseamos durante una hora unas 200, si damos una vuelta en bicicleta durante una hora podemos llegar a quemar 380 calorías y si jugamos un partido de fútbol más de 400.

ID-10041679

Hay que prestar atención la hora de practicar cualquier actividad, ya que las elevadas temperaturas en verano, entre las 12 del mediodía y las 6 de la tarde, pueden provocar deshidratación, mareo y más cansancio de lo habitual. Por lo tanto, es imprescindible planificar nuestra pauta deportiva, pensar en una alternativa por si algún día el tiempo no acompaña y usar crema solar si fuera necesario.

running-573762_640

No olvidemos la hidratación, para ello es imprescindible llevar siempre agua encima o bebida isotónica si fuera necesario. Si no podemos transportar agua por ejemplo si realizamos footing, deberíamos establecer un recorrido donde podamos encontrar fuentes o alguna zona en la que poder adquirir bebida.

Cada persona tiene su deporte favorito y sus preferencia. Hay a quien le gusta practicar deportes en equipo, como el fútbol o el básquet, o más individuales, como el running, la danza o la natación. Practiquemos lo que practiquemos lo importante es que nos guste y disfrutemos con ello y, si además, es al aire libre mucho mejor.