Las verduras son un alimento imprescindible en nuestra alimentación diaria. Deberíamos comer 2 raciones cada día para obtener los beneficios que éstas nos aportan, como son la fibra, las vitaminas y los minerales principalmente.

Podemos consumir las verduras de muchas maneras: a la plancha, hervidas, al vapor, al horno, salteadas, en forma de puré, etc. ya sea como primer plato o acompañamiento del segundo. Una alternativa que tenemos a la hora de consumir verduras es por ejemplo tomarlas en forma de batido, una excelente opción de postre o incluso como merienda. De este modo podemos ingerir una ración de verdura extra como alternativa frente a otro alimento que nos puede aportar más azúcares sencillos extras a nuestra alimentación. Además, estos batidos los podemos tomar con hielo a modo de granizado y refrescarnos durante las tardes de calor del verano.

smoothie-729923_640

 

A continuación os proponemos algunos ejemplos de batidos de verduras.

Por un lado podemos mezclar hojas verdes como lechuga y espinacas, pepino y apio, junto con perejil picado y una manzana. Obtenemos un jugo verde muy agradable y de gusto dulce. Sus principales beneficios son su elevado contenido en fibra y sus propiedades depurativas.

 También podemos mezclar zanahorias junto con tomate o pepino, obteniendo así un color naranja vistoso. Sus principales beneficios son cuidar la salud ocular por su aporte en provitamina A, cuidar nuestra piel y mucosas.

Las opciones son infinitas donde cada persona escoge y prueba la combinación que más le guste, incluso es un buen momento para introducir aquellas verduras que no nos gustan y son de importancia nutricional, ya que al mezclarlas se enmascara su sabor.

Siempre que sea posible es más recomendable consumir las verduras enteras, ya que nos aportan más saciedad y más fibra para ayudarnos a autoregularnos, pero esta propuesta de tentempié saludable puede aportarnos variedad a nuestra dieta, hidratación y nutrientes